La Risa de Bilbao

Bien, después de una prolongada ausencia quiero retomar el blog, obligándome a escribir algo semanalmente al menos. Cierto que ya en principio predije que esta situación pos veraniega podría darse, pero no quiero que el haberlo previsto me sirva de justificación.

La falta de tiempo agobia, envidio al que sabe gestionarlo correctamente y le da lugar a hacer todo lo que quiere, pero no es mi caso. Como algunos sois compañeros de trabajo, no es necesario decir que éste se lleva hoy en día más tiempo del que debería llevarse, pero … es lo que hay. Como además me encanta meterme en cosas nuevas, ahora también empleo mi tiempo en intentar escribir para una chirigota y un coro de Ayamonte y colaborar con alguna letra en otra chirigota de Cádiz. También estoy con el proyecto de publicar un libro con varios compañeros, donde aportaríamos quince o veinte  microrrelatos cada uno. Todo esto me  está dejando menos tiempo para concursar y lógicamente para el blog, pero hoy programé que tenía que escribir algo y mira por donde ayer leí una noticia sobre un concurso en el que participé, donde han descalificado al ganador por plagio. Es curioso, pero entre los finalistas creo que alguno más hay.

descalificado

Pero aún me resulta más curioso que si lees el relato ganador y otros ocho finalistas, ¡en seis está presente la muerte o el asesinato! No está mal siendo un concurso de humor.

De todas formas, partiendo de la base que el relato que presenté no lo es mucho, tampoco me hacen excesiva gracia , salvo alguno corto, estos nueve relatos reseñados,pero ya se sabe: el fallo del jurado depende del gusto personal de sus miembros (no lo malinterpretéis,  que os conozco).

A continuación pondré el mío y abajo un enlace para podáis leer los referidos relatos.

Por culpa de las normas

—Imposible. No tengo brazos.

—Ya. Pero el formulario quince debe venir relleno. Disculpe, voy al baño.      

—Le acompaño.

Se aliviaba el funcionario. A su lado el manco a punto de reventar daba saltitos.

—Espere, le echo una mano—enrojecía el funcionario—Perdón, no quería…

           —Tranquilo—suspiraba aliviado el manco—La cremallera por favor…  Gracias. Bueno, ¿me hará el favor?

—¡Oiga señor, no se equivoque! Uno es funcionario de carrera y “el quince” ha de venir relleno. ¡ Faltaría más! 

Cabizbajo se retiró el manco.

Maldecía su suerte. ¿Cómo vivir con la desgracia de necesitar un formulario número quince?

Un  poco de humor negro, o en vista de lo que leereis a continuación, quizás solo gris.

Aquí abajo está el enlace para que podáis leer el ganador y los finalistas.

La risa de Bilbao

Relato presentado en 2012 al “I Certamen Relatos Cortos Emilio Carrére”

Empecé escribiendo semanalmente relatos de 100 palabras para el concurso de la Cadena Ser “Relatos en Cadena”. Como reto personal, me propuse terminar

Emilio Carrére, escritor, periodista, poeta, autor teatral y ¡mucho más! representa "la Bohemia" madrileña de principios de siglo XX

Emilio Carrére, escritor, periodista, poeta, autor teatral y ¡mucho más! representa “la Bohemia” madrileña de principios de siglo XX

un relato de 25 páginas para un concurso de la Fundación Atlántic Coper, donde obligaba a que el cobre fuera de alguna manera protagonista. Mi idea era buena,  pero la escritura muy flojita. Mientras escribía aquél, vi un concurso en internet, de tema libre y 200 palabras. Aquello me gustó. Era dedicado a Emilio Carrére, al que desconocía totalmente.  Aun siendo el tema libre, siempre me ha gustado saber quien es el personaje al que se le dedica un certamen, no deja de ser una fuente de inspiración. Carrére fue poeta, novelista, periodista, autor teatral y tertuliano de cafés. Todo eso y mucho más, pero para no extenderme, diré que fue uno de los auténticos representantes de la bohemia madrileña de principios de siglo XX, por inspiración parisina de Verlaine. Como buen trasnochador, no falta en su currículo haber dilapidado una fortuna heredada de su padre. Todo ello supongo que influiría en el relato que a continuación podéis leer. Fue para mi una decepción no quedar como finalista. No se la razón, probablemente pensé que mi relato era un gran relato. ¡Que presuntuoso! ¿con quien había empatado yo en temas literarios? Me di cuenta de mi error cuando leí los relatos que ganaron. Segundo o tercero, por ejemplo, un tal J.J. Tapias al que desde entonces sigo con devoción a través de su blog . Escribe relatos como pocos, raro es el mes que no consigue varias finales, o el año que no gana varios concursos. Incluso ha estado hace pocos tiempo ¡entre los finalistas del Premio Planeta! Hace pocos días que mandé mi relato para este año. Es bastante mejor que éste, pero prometo que en esta ocasión no me enfadaré. Bueno, espero que os guste el relato de 2012.

¡Vaya preguntas hace usted, Mr. Wilde!

Capa, chalina y chambergo. Y un paraguas que no traje, pero que si me llevo.
Otras veces fue al revés, pero como hoy me siento espabilado, es el día que me toca.

En fin, cuando llegue a casa, si descubro en que bolsillo guardé los fósforos, encenderé la pipa y … ¡Coño, el escalón!


Cierto, he dicho espabilado, me parece recordar; aunque me temo que el anís que me sirvieron, estaba mezclado con absenta, estoy seguro ¡al menos el tercero!

Absenta… Que sabor más parisino. Allí se piensa que es fuente de inspiración de escritores y artistas. ¡Que esnob! Estoy seguro de que las musas no se van a acercar a mi pluma, pues dudo que la absenta tenga esas propiedades que sostienen en París algunos que se dicen ilustrados. Si, muchos lo aseveran, incluido un dublinés que filosóficamente dudaba: “¿Cuál es la diferencia entre un vaso de absenta y el ocaso?”.

Pero por Dios… ¡vaya preguntas hace usted, Mr. Wilde! No se me ocurre cosa alguna. 

Aunque, si he de ser sincero, se me ha ocurrido una, pero no se la he dicho por respeto. La he descubierto hoy que estaba espabilado.

La diferencia es obvia: el escalón.

Saludos (I)

DSC_0024 (2)

Pluma “Gimena Ebenus”. Plumín en oro de 18k, alimentador de ebonita. Precisa y cálida. Una joya exclusiva fabricada en Marbella artesanalmente por Pablo Carrasco Gimena

DSC_0015

Esta es la número 3 de las 5 que se han fabricado. Madera de ébano, suave y cálida. Fabricada por “Estilográficas Gimena”.

Empiezo este blog sin la seguridad de que perdure mas allá de este verano de 2013, lo cual ya me podéis decir que no es una buena forma de empezar…

Mantenerlo abierto será una tarea para la que desconozco si podré disponer de tiempo, precisamente porque ignoro el tiempo necesario para ello. Pero no podía dejar de intentarlo.

Quien me conoce bien, sabe que cualquier actividad a la que me dedique, aunque sea por entretenerme, va a tener por mi parte una dedicación máxima.

Ya me ocurrió hace unos años cuando jugaba al Tenis de Mesa, que tantas satisfacciones me dio. Fui jugador, entrenador, árbitro, presidente de club… De esa etapa conservo muchas amistades, sin ánimos de presumir de nada, puedo decir que tanto el presidente de la Real Federación Española de Tenis de Mesa, como el de la Andaluza son amigos míos. Como jugador no pasé de ser un buen jugador, gané mas partidos de los que perdí y disfruté mucho del juego. Es evidente que como presidente y relaciones públicas me fue mejor.

Con el modelismo naval también ocurrió algo parecido, pero lo contaré más adelante para no extenderme demasiado en la presentación.

Bueno, pues el motivo que me lleva a empezar este Blog, en resumidas cuentas, no es otro que dar a conocer mis opiniones sobre los dos temas que se llevan la mayor parte del escasísimo tiempo libre que tengo debido al trabajo: escribir. Dije dos. ¿Parece uno? pues no, son dos: el primero, el resultado de escribir, o sea los relatos que iré publicando. El segundo es la herramienta con la que los escribo, pues la mayoría de las veces llegan al ordenador después de haber mojado con tinta algún folio o cuaderno. Incluso creo que fue mi pasión por las plumas la que me llevara a escribir.

Pero lo cierto es que rara vez el escritor está a la altura de las herramientas que utiliza, de todos los precios, materiales y épocas, y que Junto con algunas tintas, iré presentando en este blog.