“Curvas Peligrosas” publicado en la Antología de Microrrelatos “El mejor momento”

IMG_4408Es paradójico que algo a lo que te dedicas con entrega y entusiasmo llegue a provocarte sensaciones desagradables.

Tras un viernes malo, vino un sábado peor. Pero como yo soy el que me lo busco, pues a aguantarme y a tomar las decisiones adecuadas, procurando que quienes se beneficien de ellas sean quienes de verdad se lo merecen.

Sin embargo, a otras cosas a las que les prestas menor atención, son las que te dan mayores satisfacciones. Y por ello estoy dedicando la tarde  a mi descuidado blog.

Tan descuidado que poniendo al día las publicaciones y reconocimientos obtenidos, me vengo a dar cuenta que uno de mis relatos que han sido publicados en papel a primeros de este año, ¡ni siquiera os lo había enseñado!  Y eso me fastidia, porque cuando me refería a quienes te dan satisfacciones, se trataba del seguimiento de este humilde blog, que con el paso del tiempo se va consolidando, a pesar mía. Cerca de 6000 visitas cuando hay ocasiones en las que pasan meses entre publicación y publicación. Meses con más de ochocientas visitas y otros muchos con mas de seiscientas… Realmente grande este invento tan global. Algunos días que veo las estadísticas por la mañana resulta que de 20 visitas, 18 provienen del otro lado del charco. Otras veces es al contrario…

Quienes siguen al blog no merecen que yo sea tan dejado, por lo que prometo que en adelante, intentaré tener una regularidad y ponerlo al día mas a menudo.

Bueno, pedidas las excusas, vamos con lo que vamos. El microrrelato Curvas Peligrosas está en mi forma habitual de tratar de embaucar al lector en una línea argumental para girar bruscamente y sorprenderlo. No siempre se logra, pero parece que en este relato si.

Sin más, aquí lo tenéis:

Curvas peligrosas

Aquellas curvas eran tan atractivas… Los suaves rebotes, le daban mayor encanto.

Faltaba poco para cerrar y pensé que era el mejor momento. Pero cuando invertí todo, la curva se tornó negativas; no era previsible, pero… yo no debí ignorar informes y estudiar solo los gráficos de las cotizaciones y sus curvas. Por eso el jefe con buen criterio, decidió que mis días como agente de bolsa se habían terminado.

 

IMG_4411

 

“Fiel”, un relato de Pepe Gálvez -a su manera-

 


10449620_223567747853338_1498132914_n 2
Bien, aunque yo sigo en mi tónica del mínimo esfuerzo en cuanto a lo de escribir los relatos en cadena, aquí está el amigo Pepe Gálvez para mantener el barco a flote.

 

En lo que iba a ser la presentación me he extendido demasiado (puede que incluso haya destripado el  relato). Por tanto, primero el relato y después el comentario.

FIEL

Se ovilla sobre las baldosas frías y comienza a temblar exhausto, solicitado un centenar de veces para recibir achuchones y caricias, otras tantas para recoger y entregar la pelota que le lanzan, acompañándolos de alegres ladridos que amenizan el juego y finalmente, tiene que hacer como tarea extra de improvisado pony, donde cabalga el pequeño de la casa para su deleite.

La frialdad de las baldosas tonifica su musculoso cuerpo, a la espera de nuevas órdenes.

El temblor le viene dado por su temor a lo desconocido, bien el rugir de la tormenta que  se avecina o algún ruido no identificado que lo alertan.

10342613_214411932102253_383175136_n - Versión 2

Me decía en la nota que acompañaba al al relato, que en esta ocasión quizás se hubiera dejado llevar por la frase inicial. Puede ser, pero al fin y al cabo ha escrito sobre lo que le ha apetecido. Y además se nota que lo ha hecho a gusto, sin rebuscar palabras, y probablemente echándole un vistazo de cuando en cuando al protagonista canino de la historia. ¿Que historia? pues la diaria, la que parece que no hay que contar porque ya está contada.

¿Contada? pues ahí Pepe deja en el aire algunas cosillas para que las terminemos:  ese miedo a la tormenta o al ruido desconocido… Total, que ha conseguido que ese principio tan horrible que nos había regalado el concurso, se convirtiera en el jadeo impaciente de un fiel compañero que no se cansa de jugar con él y con los suyos, sin esperar otra cosa que la compañía en esos momentos de miedo a lo desconocido.

10342613_214411932102253_383175136_n 2

Total Pepe, que como siempre que puedes has hecho lo que te ha apetecido… y encima a los demás les gusta. Cuando vengan tormentas, sabremos a donde acudir…

 

 

 

 

“El suicida reincidente” -EDITADO- Participó en el II Concurso Manuel J. Peláez. Microrrelato de Calixto Pérez

Puede que sea uno de mis mejores Microrrelatos, aunque probablemente no ha participado en ningún concurso.

DSC_0046Edito, pues he podido constatar que el relato si llegó a participar en el concurso, el II Concurso de Microrrelatos Manuel J. Peláez, del colectivo con el mismo nombre de Zafra. En esta ocasión no fue seleccionado. Evidentemente es el jurado quien valora, pero entre tantos relatos que probablemente tengan un gran nivel, un error gramatical u ortográfico es motivo justificado para ir descartando, aunque no puedo afirmar que ese haya sido el motivo. Sin ser grave, un error y yo lo he tenido. Sabéis que repito mucho lo de escribir-corregir-escribir-corregir … pues en esta ocasión ya me puedo aplicar el cuento de la importancia de una buena corrección. Probablemente no los detecté por no leerlo en voz alta y escucharme, porque lo que si es seguro es que lo hice. Tras esta explicación imagino que igual querréis saber donde están ¿verdad? pues venga, a buscarlos…

El suicida reincidente

Desde su alta ubicación tenía una visión privilegiada del salón de la casa, así como de los movimientos de la que fuera su esposa. Pasaba el día observándola, con la nariz pegada al cristal. Se había convertido en una obsesión.

La mujer retozaba en el sofá con un nuevo amante, algo frecuente desde que recobrara su independencia, tras unos años de matrimonio con un hombre mayor y chapado a la antigua. Tras (Dos “tras” en breve espacio) haber recobrado el control de su vida, quería dejarse llevar por las sensaciones. Además, sentirse observada era un estímulo añadido.

1 Calixto Pérez Toresano (1)Conforme la pareja avanzaba en sus juegos amatorios, el mirón pasaba del enojo a la crispación. Poco después, su orgullo y su sentido posesivo motivaron que, humillado, se lanzara al vacío. Se escuchó un golpe seco en el suelo y el ruido de cristales al hacerse añicos.

Al quedarse sola, retiró los vidrios rotos. A continuación tomó un cristal rectangular de un cajón donde almacenaba otra media docena iguales (

ppk

“(…) otra media docena iguales, (…)”. Debe decir “igual”.

) para futuros siniestros. Hábilmente, lo colocó en el marco, recomponiendo el retrato de su esposo, que posaba con traje oscuro y el habitual gesto hosco y desabrido que mantuvo hasta el mismo día de su fallecimiento, un par de años atrás.

Sonriente, la viuda lo volvió a colocar en la parte alta del mueble, desde donde volvía a tener una magnífica perspectiva del salón.

DSC_0001

 

“Relatos en Cadena” de esta semana ¡plazo hasta el 31 de Mayo!

IMG_0407

Magnífica pluma estilográfica Conway Stewart 58

¡Casi se me pasa otra vez!

Ayer miércoles publicaron la frase de inicio de esta próxima convocatoria del concurso de la radio, al menos la de esta semana si me parece un poco sugerente, a ver que se me ocurre. O mejor dicho, a ver que se nos ocurre, porque en esta ocasión hay plazo extraordinario y se pueden presentar los microrrelatos hasta el próximo día 31 de mayo, así que no hay excusa, cualquiera es capaz de escribirlo. Y reescribirlo y corregirlo y… jejeje

Aquí tenéis la frase de inicio para la semana 28:

Mucho me temo que vienen a rescatarme

Procuremos ser originales y no terminar diciendo que somos un banco y que nos vienen a rescatar… 

IMG_0400

Pluma Estilográfica Conway Stewart 58

IMG_0403

Con esta preciosa pluma voy a escribir el microrrelato para la Cadena Ser

 

 

¡Cuanta tragedia! Microrrelato semanal para el concurso de la SER

IMG_0242La verdad es que esta semana me he dejado ir bastante con el “relato de la radio”. Puede ser que me acordé muy tarde de buscar la frase o que la de esta semana: “Solo ceniza”, no me resultó demasiado sugerente. O quizás, que lo que me sugería no era algo de lo que me apeteciera escribir. No me extiendo más, pues el propio relato ya habla de las frases se han tenido que emplear por último en el inicio de los escritos…

Creo que cuando un relato no está demasiado trabajado, se nota. Éste es uno de esos casos, pero no siempre estás al cien por cien. De todas formas, cumplo con la cita semanal.

IMG_0230¡Cuanta tragedia!

Solo ceniza me parece suave, pues la trayectoria que llevábamos era tremebunda: lluvias de fuego que lentamente devoraban la ciudad, hipócritas lamentándose de no haberlo visto venir, lluvias impías borrando la rayuela y regresos al cielo.

He llegado a la conclusión que buscar una frase apocalíptica, te puede abrir puertas en el mundo del microrrelato. Pero la verdad es que no me veo…

Pensé terminar así, pero como podría dar pie a relatos sobre el sufrimiento de algún hombre invisible, terminaré con una frase más optimista, mas acorde con lo que me apetece:

-Soy feliz. Me ha tocado la primitiva.

“Adios Mamá” microrrelato de José Luis Gálvez para Relatos en Cadena

10356584_216784248531688_351754216_nEl amigo Pepe Gálvez, tras un breve y excusable paréntesis por mor de un viaje científico a tierras europeas en busca de nuevas cervezas y ejemplos gráficos de como evacuarlas, según las noticas que día a día nos ha dado a conocer a través de su página de Facebook  (cuyas fotografías quedan reproducidas en esta entrada) retoma los relatos en cadena. Me comenta, como ahora reproduciré, que de alguna manera se tiene que activar para escribir los microrrelatos, dejando a un lado la pereza pues teniendo una fecha límite tan cercana no puedes ir dejándolo para mas adelante, ya que con toda seguridad se quedan en el tintero.

A mi me ocurre lo mismo, estoy intentando poner semana a semana la frase inicial porque ese pequeño compromiso me hace escribir.  Es evidente que no existe ninguna obligación de hacerlo, pero  puedo decir que lo poco que he podido aprender en cuanto a esta afición ha sido a base de escribir y reescribir y escribir…

10344915_216681275208652_52372876_n1794742_715332288532231_6202930507620163751_n10358055_216205715256208_403937136_n

 

 

 

 

 

Bueno, aquí os dejo un buen microrrelato y la nota que me envía en el correo electrónico.

 

Recién llegado de viaje me pongo en marcha.

“Joio” con estos escritos me has hecho cambiar la pereza por la diligencia. -Gracias-

Esto es un pensamiento que seguro tendré en algún ángulo de mi ser.

ADIOS, MAMÁ.IMG_0253

Solo ceniza quedará. Las lágrimas dieron tregua al leve suspiro que recorriendo la estancia no supo donde aposentarse, mientras el silencio negociaba mudos lamentos.

El aire se espesaba mutando su color por apergaminada cera. Mi inconforme rebeldía era incapaz de comprender que esa mano sanadora no se posaría más en mi frente febril, ni cuidarían mis heridas de tantos y tantos trompicones, ni su mirada llamaría al orden cualquiera de mis mil travesuras.

Sus manos ya no me acariciarían y su voz no sería el bálsamo que me aconsejara.

¡No ¡…… Me negaba aceptar que solo quedara eso.

IMG_0191

¡ Oportunidad! Hasta el 3 de Mayo el plazo de “Relatos en Cadena”

Al haber esta semana final mensual, el plazo de presentación de los relatos termina el próximo sábado día 3 de Mayo.

Buena oportunidad para quien no le halla dado tiempo a presentarlo,

¡siete días, siete, para escribir cien palabras, oiga!

La frase para el relato que hay que mandar antes del sábado a las 18:00 horas, es:

“Nos lamentamos, hipócritas, de no haberlo visto venir”

¡Vamos a escribir un rato!

“Intemperie” relato no presentado – ¿escribimos un microrrelato? (IV)

Este microrrelato es el que iba a presentar a Relatos en Cadena, pero no lo hice. Prefiero que primero lo leáis y después comento el tema…

Intemperie

Mientras la impía lluvia borraba la rayuela el hombre no se inmutaba y reponía lo dañado, pero de manera diferente. Crear a la intemperie tiene esas cosas y en el fondo lo agradecía. Lo valoraba como nuevas oportunidades.

Contabilizaba mas de ciento veinte capítulos, cuando asombrado comprobó la efectividad de la tinta de registrador cargada en su pluma: al secarse el papel volvieron a ser legibles una treintena más.

Tras una fuerte racha de viento Julio recogía folios esparcidos por el suelo. Atusándose la barba, sonreía. La rayuela no puede estar desordenada—reflexionó—nadie conoce su orden. De subir escaleras al revés, hablaremos otro día.

————————————————————————————————-

jc_deskProbablemente, la mayoría de los que lean el relato tendrán la misma reacción que hubiera tenido yo hace unos meses o que tuvieron mi hijo Cali y Luisa antes de ayer cuando se lo leí. Bonito, bien escrito, pero ¿que tratas de comunicar?

 

 

De acuerdo,  voy a poner cuatro notas que ayudaran a comprender con total facilidad el microrrelato, probablemente pueda parecer incluso demasiado simple…

– Lo primero que se me vino a la mente al leer la frase de inicio fue la novela “Rayuela” de Julio Cortázar, denostada en su momento y aclamada para los restos.

images– Hace unos meses se celebró el cincuenta aniversario de la primera edición de la obra de Julio Cortázar “Rayuela”.

– Rayuela tiene 155 capítulos, nada menos.

blog1

 

– Cortázar decía que con leer los 59 primeros era suficiente, pero incluso daba otras “rutas alternativas” de la forma en que se podía leer.  Otros estudiosos de su obra, incluso proponen nuevas rutas…

– Sobre las “Instrucciones para subir una escalera al revés” (pulsar en letras azules para oirlo) no es más que una propina, ¡No dejéis de escuchar el audio! es verdaderamente alucinante escuchar esta reflexión de la voz de su autor.

No me cabe duda que con estas breves notas el relato es más comprensible. Incluso me parece bueno, pero ahí es donde me viene la duda que voy a plantear.

a) Evidentemente un relato se tiene que explicar por si solo, no vale poner después aclaraciones.

images (1)

b) Pero sin embargo, al presentarlo a un concurso literario, se entiende que el jurado debe de tener una alta cultura literaria, y debería darse cuenta al instante por donde van los tiros. No quiero decir con esto que se vayan a saber de memoria tal o cual dato, pero teniendo en cuenta los múltiples eventos celebrados hace menos de un año por el  cincuentenario de la publicación de “Rayuela”, deben haber refrescado detalles…

 

me-di-cuenta-carteles-julio-cortazar-rayuela-desmotivacionesc) ¿Debería escribir mis relatos  para satisfacer a un jurado, aún a riesgo de que la mayoría de los posibles lectores no lo entiendan?Hablar de “mis lectores”, no obstante, podría tener algo de presuntuoso, pero no es la intención. De hecho se que tengo lectores fijos, otra cosa es el número…

 

cortazar-gatoAdemás de esas pregunta que me hago, también la pregunta que lancé  ¿Escribimos un microrrelato? (I) ha influido en la no presentación del relato al concurso. ¿Por qué? No lo sé exactamente, pero al ser un microrrelato tan distinto de los que suelo escribir, no me gustaba precisamente para esta ocasión, cuestión de gusto.

De todas formas, el otro microrrelato ¿Acierto o error? al que podéis acceder pinchando sobre el título, es probable que a algunos les guste más que éste. Bien, esas son mis explicaciones. Me gustaría conocer vuestra opinión.

images (2)

 

Además expresar desde el blog las condolencias por el fallecimiento de un mago de la literatura, Gabriel García Márquez. Nos deja en compañía de su extensa obra.

 

 

 

Saludos (I)

DSC_0024 (2)

Pluma “Gimena Ebenus”. Plumín en oro de 18k, alimentador de ebonita. Precisa y cálida. Una joya exclusiva fabricada en Marbella artesanalmente por Pablo Carrasco Gimena

DSC_0015

Esta es la número 3 de las 5 que se han fabricado. Madera de ébano, suave y cálida. Fabricada por “Estilográficas Gimena”.

Empiezo este blog sin la seguridad de que perdure mas allá de este verano de 2013, lo cual ya me podéis decir que no es una buena forma de empezar…

Mantenerlo abierto será una tarea para la que desconozco si podré disponer de tiempo, precisamente porque ignoro el tiempo necesario para ello. Pero no podía dejar de intentarlo.

Quien me conoce bien, sabe que cualquier actividad a la que me dedique, aunque sea por entretenerme, va a tener por mi parte una dedicación máxima.

Ya me ocurrió hace unos años cuando jugaba al Tenis de Mesa, que tantas satisfacciones me dio. Fui jugador, entrenador, árbitro, presidente de club… De esa etapa conservo muchas amistades, sin ánimos de presumir de nada, puedo decir que tanto el presidente de la Real Federación Española de Tenis de Mesa, como el de la Andaluza son amigos míos. Como jugador no pasé de ser un buen jugador, gané mas partidos de los que perdí y disfruté mucho del juego. Es evidente que como presidente y relaciones públicas me fue mejor.

Con el modelismo naval también ocurrió algo parecido, pero lo contaré más adelante para no extenderme demasiado en la presentación.

Bueno, pues el motivo que me lleva a empezar este Blog, en resumidas cuentas, no es otro que dar a conocer mis opiniones sobre los dos temas que se llevan la mayor parte del escasísimo tiempo libre que tengo debido al trabajo: escribir. Dije dos. ¿Parece uno? pues no, son dos: el primero, el resultado de escribir, o sea los relatos que iré publicando. El segundo es la herramienta con la que los escribo, pues la mayoría de las veces llegan al ordenador después de haber mojado con tinta algún folio o cuaderno. Incluso creo que fue mi pasión por las plumas la que me llevara a escribir.

Pero lo cierto es que rara vez el escritor está a la altura de las herramientas que utiliza, de todos los precios, materiales y épocas, y que Junto con algunas tintas, iré presentando en este blog.