“Las olas de la vida”, microrrelato seleccionado para su publicación

 

 

IMG_2671

 

No, tranquilos, no me he metido a poeta, de momento. Pero todo tiene su por qué. Este poema tan desgarrador pertenece a Paco Herrera, el poeta ayamontino “de las cosas cercanas y las palabras sencillas”, definió el periodista Paco Gamero. Pero por desgracia, según el prólogo de su libro AYAMONTE, VERSOS A MI PUEBLO, la falta de fe en si mismo limitó a las revistas anuales de las Fiestas Patronales de las Angustias o la de Semana Santa su producción poética, escasa y sin más aspiraciones que el carácter local y considerándose distante del verdadero poeta que fue y del que el referido recopilatorio da fe. El libro cuenta con dibujos de pintores ayamontinos: D’Esury, Florencio Aguilera, Emilio Borrego, Rafael Oliva, Juan Fernández, Rafael Aguilera y Prudencio Navarro Pallares, siendo la preciosa portada de Lola Martín. Por cierto, fue editado sufragando su coste el Ayuntamiento de Ayamonte en 1978, pero he podido leer un artículo del periódico ODIEL de fecha 22 de Agosto de 1973,  del escritor Manuel Aníbal Alvarez, donde ya reclamaba la piublicación de la obra de Paco Herrera y que fuera el Ayuntamiento quien lo costeara. No iban rápidas las cosas por aquel entonces…IMG_2668 IMG_2670

  Bueno, no está de más recordarles a algunos la figura del poeta y darla a conocer a otros muchos, pero el motivo por el que he empezado por aquí esta entrada a mi blog es muy simple. Tengo una compañera de trabajo y amiga, además de paisana, a la que siempre le ha gustado leer las cosas que escribo, tanto los relatos como lo referente al carnaval. Coincidió que estaba conectada a Facebook cuando terminé el microrrelato y se lo mandé a ver que le parecía. Además de alguna pregunta por la que me vi obligado a hacer pequeñas modificaciones (habitual, estás tan metido en el tema que no te das cuentas que el lector no conoce más que lo que lee), me sugirió un titulo, lo cual me encanta porque ya no tengo que pensar en ese “detalle”. Bien, pues el poeta Paco Herrera, fallecido hace ya muchos años, era el abuelo de esta compañera, María Antonia Bermejo Herrera. Por cierto, elegir un poema tan triste para la entrada viene motivado porque lo recuerdo perfectamente de haberlo leído en un album de Semana Santa de principios de los setenta. Por aquel entonces no tendría siquiera diez años y el poema me tuvo que impactar pues lo tenía en mi memoria cuando hace pocos meses lo volví a leer en el libro.

Marte-logoEl relato seleccionado para publicarse participante en el “I Concurso de Microrrelatos Marte” de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo de Castellón, debía de cumplir algún que otro requisito, como el de no sobrepasar las diez líneas en formato Word vertical, pero lo más importante es que de alguna manera tenía que hablar de la crisis y su repercusión en el mundo del arte. La visión que tuve fue la que plasmé, algo mas poética y metafórica de lo que acostumbro, pero en este relato me salió así. Espero que os guste.

“Las olas de la vida”

A pesar de su decrépito rostro y de las arrugas, la mirada que logré plasmar en el lienzo levantaba la admiración de todos. Era realismo en su grado máximo. No por ser demasiado lacónica o transmitir el hastío de la anciana, sino por inexpresiva… Me evocaba a un buque navegando hacia un destino sin retorno, con el agravante de que conociendo mejores derroteros, la desgana le impedía virar el timón. Cuando mi modelo fue rescatada del asilo de ancianos por la tripulación que un día la abandonó al pairo con las provisiones justas de su humilde pensión, creí que mi retrato dejaba de ser híper-realista; pero los daños causados por el salitre de la soledad, no permitieron a la náufraga, ya anciana, sobrevivir fuera de su isla.

 

 

 

Recreación radiofónica del relato “Tarde de Fútbol”

cesarwebHoy me ha llegado el audio de la recreación radiofónica de mi relato “Tarde de Fútbol”, que hizo en su momento la emisora Radio Novelda.

Este relato quedó finalista en el “I concurso de microrrelatos Jorge Juan y Santacilia”. Era obligatorio nombrar a Jorge Juan y a la ciudad de Novelda y fue el azar el que me hizo mezclarlo con el “Recre”, Real Club Recreativo de Huelva, y con uno de los jugadores más emblemáticos del último cuarto de siglo: el portero Cesar Quesada, más tarde jefe de los servicios médicos del Recreativo.

 

Este es el enlace al audio ==> Tarde de Fútbol 

Ya César Quesada envió un abrazo a los onubenses cuando se enteró del tema y os dejo aquí el enlace a la anterior entrada, donde además está escrito el microrrelato y alguna explicación de como surgió todo. Espero que os guste.

Entrada original a “Tarde de Fútbol”

“Alguien ha empezado a tirar del hilo” sugerente inicio semanal

IMG_7821

 

de los Relatos en Cadena de la Ser. Llevo unas semanas criticando lo apocalíptico de las frases iniciales del concurso, así me parecía y lo expresé en el blog. Sin embargo, esta semana que creo es la penúltima del concurso, la frase inicial no podría ser mas sugerente para un relato. Ahora no hay excusas, así que vamos a escribir algo que guste.

 

 

DSC_0194El único problema es que esta semana me he dejado ir un poco y solo nos quedan dieciocho horas y media, hasta las 18:00 horas del sábado 14 de Junio de 2014.

 

Si nunca lo habéis intentado, es un momento magnífico para ello. Escribir contra reloj podrá no ser recomendable en algunos casos,pero es gratificante cuando consigues un relato que te dejesatisfecho.

Así que os invito a intentarlo, ya sabéis, sin contar el título, 100 palabras a partir de esta frase:

Alguien ha empezado a tirar del hilo

DSC_0144

“Se ovilla sobre las baldosas frías y comienza a temblar” Relatos en Cadena, semana 29

DSC_0388 - Versión 2Quedan ya pocas semanas para terminar la temporada de Relatos en Cadena, si mis cálculos no fallan, serían esta y otras dos semanas más… Seguro que la próxima temporada se incorporarán más amigos a escribir relatos. Algunos me los mandan y to procuro ayudarles en lo que está en mi mano y puedo decir que en la mayoría de los casos hay bastante inventiva, ideas fabulosas.

IMG_6891

Pero también tienen defectos. No voy a ir de entendido porque nunca lo fui con quienes me enviaron su relato, o al menos no lo pretendía. Lo cierto es que en la mayoría de los que empiezan, estos defectos son bastante similares. Para corregirlos bastaría con elegir siempre la palabra más fácil, huir los adjetivos, no intentar describir demasiadas cosas, el saldo de palabras es demasiado corto. Pero sobre todo, esto consiste en escribir-corregir-escribir-corregir…

Algún amigo me comenta que escuchó decir que había que escribir como las ideas fueran fluyendo, sin pararse a corregir. Eso es cierto, así no se te van las ideas mientras tachas lo que está mal. Pero la segunda parte de esa teoría es que luego hay que corregir y eso es la parte más pesada. Incluso cuando te has extendido demasiado, llega a parecer un castigo. Pero os puedo decir que en más de una ocasión he mandado un relato a un concurso habiéndolo corregido varias veces y aún así, leyéndolo de nuevo, le he encontrado algún fallo que anteriormente no vi, pero que no me cabe ninguna duda que el jurado si verá. La cara de tonto que se te queda es de gran categoría…

 

IMG_3578

La frase de la semana es la que titula este hilo.

Se ovilla sobre las baldosas frías y comienza a temblar”

Ya sabéis, el sábado a las 18:00 se cierra el plazo para participar. 

 

Frase inicial Relatos en Cadena, semana 27

Esta vez me he dejado caer un poquito, aunque creo que la frase inicial es más  fácil que en otras ocasiones:

Solo ceniza

Ánimo, que el viernes por la noche no es mal momento para escribir. Se cierra el plazo mañana sábado a las 18:00 h

HPIM1088.JPG

“Gris Claro” microrrelato de Jose Luis Gálvez – ¿escribimos un microrrelato? (III)

 

10154489_209922042551242_3226997235732932454_nEste relato pertenece a mi amigo, y de muchos de los que leéis este blog, Jose Luis Gálvez Gallardo, “Pepe Gálvez” para la mayoría. Onubense, choquero y recreativista. Gastrónomo empedernido y catador de caldos intemporal, poeta sin prisa, crítico sin pausa.

En sus críticas y cavilaciones, el sarcasmo suele está presente porque él es así; y la acidez en otros, porque se lo puede permitir.

1517499_209603272583119_3959610881504074483_n

Oteador del Conquero, Villa Conchita y Cuesta de las Adoratrices en sus dias claros y the river Thames, Tower Brigde and London Eye en dias de neblina, según el mismo confiesa.

O sea, un personaje.10253987_209603125916467_204596494899752847_n

Como presentación del relato, valga lo que el me dice textualmente en su correo:

“Amigo Cali: Me cuesta expresarme en tan poco verbo, pero como experiencia, ahí va este pensamiento”

DSC_0021

Gris claro.

Mientras la impía lluvia borraba la rayuela celosa de tanta inocencia, su tamborileo remedaba las protestas del juego interrumpido.

Pasos trémulos llegan y la visión aún aguda, vislumbra el euro en el barro, con la rapidez que permite su artrosis recoge su golpe de suerte. Pero ¡Oh diosa Fortuna! Son ocho golpes.

Ya en su chabola y con un recuerdo en el paladar de la extra demandada en el Burger, piensa que tanta suerte no puede traer nada bueno.

En otro lugar, caricias maternas consuelan lágrimas de niño, que no comprenden su mala suerte.

 

 

Microrrelato ¿Acierto o error? – ¿escribimos un Microrrelato? (II)

IMG_9680

 

 

Bien, pues como escribí en la anterior entrada, a continuación os dejo el microrrelato que he presentado antes de las 18:00 al concurso de la SER, Relatos en Cadena. Recuerdo que son 100 palabras y una frase de inicio obligatoria, en este caso era: Mientras la impía lluvia borraba la rayuela. 

 

 

Espero que os guste, yo tengo mis dudas, pues como habéis leído, digo que es el que he presentado, no el que he escrito para presentar. No quiero liar a nadie, simplemente he escrito dos porque el primero tenía serias dudas de si debía presentarlo, pero ahora no tengo tiempo para explicar el porque, más tarde editaré esta entrada y pondré los dos y os pediré vuestra opinión.

¿Acierto o error?

Mientras la impía lluvia borraba la rayuela, todos corrían buscando refugio. El hombre que aguardaba sentado en un banco cercano hacía mas de una hora se levantó, pegó la espalda al viejo naranjo y dio siete zancadas hacia la zona de juego infantil. Tras cerciorarse mirando una cuartilla con notas e indicaciones, acotó el punto exacto.

Volvió al banco y cuando estaba sacando una pala pequeña de su mochila, escuchó alboroto de chavales que regresaban al haber escampado.

Desmoralizado se marchó. Sus dos horas de permiso carcelario semanal se agotaban y tampoco hoy podría recuperar el botín.

Maldijo su acierto: elegir un lugar inexpugnable.

 

La Risa de Bilbao

Bien, después de una prolongada ausencia quiero retomar el blog, obligándome a escribir algo semanalmente al menos. Cierto que ya en principio predije que esta situación pos veraniega podría darse, pero no quiero que el haberlo previsto me sirva de justificación.

La falta de tiempo agobia, envidio al que sabe gestionarlo correctamente y le da lugar a hacer todo lo que quiere, pero no es mi caso. Como algunos sois compañeros de trabajo, no es necesario decir que éste se lleva hoy en día más tiempo del que debería llevarse, pero … es lo que hay. Como además me encanta meterme en cosas nuevas, ahora también empleo mi tiempo en intentar escribir para una chirigota y un coro de Ayamonte y colaborar con alguna letra en otra chirigota de Cádiz. También estoy con el proyecto de publicar un libro con varios compañeros, donde aportaríamos quince o veinte  microrrelatos cada uno. Todo esto me  está dejando menos tiempo para concursar y lógicamente para el blog, pero hoy programé que tenía que escribir algo y mira por donde ayer leí una noticia sobre un concurso en el que participé, donde han descalificado al ganador por plagio. Es curioso, pero entre los finalistas creo que alguno más hay.

descalificado

Pero aún me resulta más curioso que si lees el relato ganador y otros ocho finalistas, ¡en seis está presente la muerte o el asesinato! No está mal siendo un concurso de humor.

De todas formas, partiendo de la base que el relato que presenté no lo es mucho, tampoco me hacen excesiva gracia , salvo alguno corto, estos nueve relatos reseñados,pero ya se sabe: el fallo del jurado depende del gusto personal de sus miembros (no lo malinterpretéis,  que os conozco).

A continuación pondré el mío y abajo un enlace para podáis leer los referidos relatos.

Por culpa de las normas

—Imposible. No tengo brazos.

—Ya. Pero el formulario quince debe venir relleno. Disculpe, voy al baño.      

—Le acompaño.

Se aliviaba el funcionario. A su lado el manco a punto de reventar daba saltitos.

—Espere, le echo una mano—enrojecía el funcionario—Perdón, no quería…

           —Tranquilo—suspiraba aliviado el manco—La cremallera por favor…  Gracias. Bueno, ¿me hará el favor?

—¡Oiga señor, no se equivoque! Uno es funcionario de carrera y “el quince” ha de venir relleno. ¡ Faltaría más! 

Cabizbajo se retiró el manco.

Maldecía su suerte. ¿Cómo vivir con la desgracia de necesitar un formulario número quince?

Un  poco de humor negro, o en vista de lo que leereis a continuación, quizás solo gris.

Aquí abajo está el enlace para que podáis leer el ganador y los finalistas.

La risa de Bilbao

“I Premio microrrelatos Manuel J. Peláez” Zafra 2013 – Finalista

2013 - 06 Colectivo Pelaez - FINALISTA Libro

Publicación que recoge los 55 relatos finalistas, sobre un total de 1832 presentados.

 

Tratando de empezar con el cometido del blog de dar a conocer mis relatos, que mejor forma de hacerlo que empezando por el que me ha dado la última alegría. Se trata del Microrrelato “La Banda de Semana Santa”, presentado al certamen que promueve el “Colectivo Manuel J. Peláez” de Zafra. Que tu relato quede entre los 50 primeros de casi 2.000 es algo que te llena de moral para continuar aprendiendo. Gracias al jurado y enhorabuena a la ganadora Isabel Urueña Cuadrado, que ganó con un fabuloso relato. Bueno, aquí os dejo el mío:

La banda de Semana Santa

Dos explosiones en un intervalo de veintiocho minutos.

El infernal estruendo de la tamborrada hacía saltar alarmas de comercios y bancos, con dos momentos claves: la salida de los pasos, primero un crucificado y veintiocho minutos después una dolorosa bajo palio.

La suspensión por lluvia del año anterior, ha permitido que nos preparemos a conciencia. Horas visionando videos de procesiones anteriores, midiendo tiempos y fijándonos al detalle, nos daba la confianza de que todo saldría perfectamente, que aquel año tendríamos la alegría de ver a la hermandad en la calle. La desilusión del pasado año fue enorme y estábamos ansiosos por que llegara el momento.

Pero una fuerte tormenta arruinó nuestros planes.

Desalentados abandonamos la alcantarilla. Nos mezclamos con los nazarenos que regresaban decepcionados y que de vez en cuando se giraban mirando hacia el templo. Nosotros también volvimos la cabeza alguna vez, pero nuestra mirada  se dirigía a la otra esquina, donde está ubicada la sede central del Banco Nacional y en sus sótanos, el mayor número de cajas de seguridad de la capital.

 

LIBRO – I Premio Microrrelatos Este enlace es al libro del Colectivo Manuel J. Pelaez, con todos los relatos finalistas. Se trata de una edición no venal, por lo que se puede descargar y difundir sin mayor problema.