¡ENHORABUENA CARO! LA CAMPEONA QUE SIEMPRE SONRIE II (Nadie dijo que fuera a ser fácil…)

10426175_712952492075658_7274524276376957975_n

Junto a Marta Borrego Eugenio,  de las fans numero 1 de CAROLINA,  con la medalla de Campeona del Mundo 2014

PEÑA 1 PEÑA 2Hasta dentro de unas horas no se juega la final del que podría ser su segundo Campeonato del Mundo, pero como eso no iba a influir en lo que a continuación escribo, mas que para llevarnos una gran alegría, voy a repasar brevemente el año de Carolina, que sigue siendo esa chavala que pincha el “me gusta” en publicaciones de Facebook o que contesta mensajes en pleno Campeonato del Mundo con total naturalidad.

IMG_6403

CAROLINA junto a su madre TOÑI MARTINEl pasado año, a finales de agosto publiqué una entrada en este blog, que tengo tan olvidado que me temo que cualquier día sea él quien pase de mi, con

El pasado año, a finales de agosto publiqué una entrada en este blog, que tengo tan olvidado que me temo que cualquier día sea él quien pase de mi, con

el título “La campeona que siempre sonríe” donde contaba de forma familiar algunos aspectos de laCarolina que yo conozco, bien personalmente o por referencias directas de su madre Toñi Martin Romera. Un año pasa volando, no hace falta que yo lo diga y
la verdad queIMG_6396 en el año que pasó lo que ha ido sucediendo solo viene a confirmar que no me equivocaba en lo que escribí.
En cuanto a lo de campeona, se ha reafirmado consiguiendo torneos del máximo nivel, lo que le ha supuesto llegar al número 1 del ranking mundial y mantenerse en esa posición. Con respecto a la sonrisa, la verdad que mantenerla durante este año, le ha costado lo suyo, no se lo han puesto fácil. Ha tenido a veces que ser tan directa como lo es en el campo de juego para ganar un rally (que quiere decir ganar un punto –vamos aprendiendo, je,je,je—).
IMG_6387
Quienes la conocemos a distintos niveles, hemos tratado de colaborar para que la sonrisa no se le borrara: su entrenador al que le está infinitamente agradecida, sus padres y familiares, la gente del Badminton en general y los innumerables seguidores que tiene repartidos por el mundo entero.

1463024_449172191918113_4716358398393391190_n copia

Póster dedicado a la Comparsa de la Peña el Farol y a Brasería Paco

Desde nuestra “Peña Carnavalera (y de Badminton, je,je,je) El Farol” hemos hecho lo que hemos podido, incluso dedicándole alguna coplilla cariñosa que le hicimos llegar en agradecimiento a que nos regalara un poster dedicado a nuestra comparsa y a nuestro lugar de ensayo, ubicado en la Brasería Paco de Huelva.
Y por lo que he podido leer en Facebook, también ella ha puesto de su parte, en lo referente a su vida personal, para que la sonrisa siga presente… la magnífica sonrisa de “LA CAMPEONA QUE SIEMPRE SONRÍE”

—————————–

Cuando los adjetivos se van quedando cortos, solo se puede recurrir a la famosa frase: “Una imagen vale más que mil palabras…” En este caso son varia imágenes que aunque quizás formen parte de lo personal o de lo privado, se que a Caro no le importará que os las enseñe. No quiero levantar falsas expectativas, son de lo más simples pero vienen a demostrar como es Carolina Marin Martin . Una Carolina Marin Martin que además de sonriente siendo campeona como también lo era antes de serlo, es una chavala normal de hoy en día, y las tecnologías forman parte de ella, como de cualquier otro joven, si acaso de forma más acusada por pasar tantísimo tiempo fuera de casa. Se que utiliza cualquier medio, incluso el teléfono, jejeje, para comunicarse con su madre Antonia Martin Romera . Son varias fotos curiosas, capturas de mi móvil de situaciones tan habituales como el me gusta en algún comentario que hice, el darme las gracias a los pocos minutos de felicitarle por el pase a la final o ser la primera en dar el famoso “me gusta” en el perfil de la madre cuando comparte la entrada de “La campeona que siempre sonríe (II)” de mi blog…
1 ME GUSTA 12 GRACIAS3 caro le gusta sonrie 4 caro le gusta

“LA CAMPEONA QUE SIEMPRE SONRÍE”

DSC_0005 copia

Hace poco que conocí a Carolina. A su madre algún tiempo más, por razones familiares. Aunque ya sabemos que para los padres nuestros hijos eternamente serán nuestros niños, siempre me he fijado en que “Toñi” cuando se refiere a ella, sobre todo por escrito, la llama “mi niña linda…” Y es que a sido muy duro el recorrido de Carolina hasta llegar a la cima del Bádminton. Ser Campeona del Mundo con poco más de veinte años, cuando dicen los técnicos que la plenitud física para practicarlo está en torno a la edad de veintiséis o veintisiete, es una auténtica heroicidad por su parte. Pero heroico ha sido también el camino hasta llegar a ese lugar privilegiado, tanto por parte de ella como de su familia… Antes de los quince años ya vivía en un centro de alto rendimiento, y las miles de horas de entrenamiento solo son comparables a los miles de kilómetro recorridos para competir, habitualmente en el continente asiático.DSC_0025

 

DSC_0022Pero a lo que iba, si como deportista es una campeona y nada más verla, toda fibra y abdominales, se puede reconocer en ella a una auténtica deportista de élite, como persona es una chavala de lo mas simpática que podéis imaginar, con una amplia sonrisa siempre en el rostro. A finales de Julio venían de la playa mi cuñado Pepe con Toñi, la madre, y Carolina y pararon en el chalet porque una de mis sobrinas (Marta, otra futura olímpica de natación) tenía muchas ganas de conocerla. Pero como Carolina es así, no sólo se hizo unas fotos con todas las pequeñas, sino que se fue con las cuatro niñas a la piscina y las cinco disfrutaron dándose un buen baño. Charlamos un rato y además de lo centrada que está en su deporte, en sus entrenamientos y viajes, se le notaba que cuando está en Huelva, disfruta al máximo de los suyos y de su querida playa. Echamos un buen rato y quedamos en que la próxima vez sería con una buena tortilla de patatas por delante y barbacoa, pero lo que no sabíamos (al menos nosotros) es que la próxima vez iba a ser con la Campeona del Mundo de Bádminton. Chateando con Toñi ya con el mundial empezado, le comenté que quizás pudiera perder, aunque quien le ganara iba a tener que sudar la gota gorda… Pero en esta ocasión nadie fue capaz de vencer a “la Campeona que siempre sonríe”.IMG_0679DSC_0050

DSC_0009