San Fermín, Director, CAN, Estafeta, morlacos, sede central, carrera… Demasiada concentración, ¡es un microrrelato!

http://www.blogsanfermin.com/certamen-microrrelatos-san-fermin-2013/ Como veis, ni San Fermín se libra de los cuentistas. También a nosotros nos gusta dedicarle unas palabras a la fiesta de las fiestas, según dicen quienes la conocen.

También en el título, reconozco que a veces defender una idea que crees buena te puede llevar a no hacerte entender todo lo bien que querrías y además, a quemar la idea.

Se trata de un microrrelato limitado a 204 palabras (las horas que duran “los sanfermines”) y es evidente que no es de mis preferidos. No se puede pretender tocar varios temas, aunque se produzcan paralelamente. Es difícil hacerte entender y si tienes que explicarlo, ya no es lo mismo: Aprovechar un cambio en el trabajo para también cambiar la rutina de participación en los encierros.

A muchos de los que leéis mi blog, lo de “cincuenta y poco” os sonará de algo.

Bien, este relato se publicará dentro de unos días, según me han dicho, en la página que organizó el concurso y de la que os pondré un enlace cuando lo vea, como también quiero poner abajo del relato otro enlace para que podáis leer los que han sido premiados.

Espero tardar menos en publicar la próxima entrada.

Os dejo el relato:

Paralelo cincuenta y pocos

Dejé la dirección de la sucursal en primavera al conseguir un puesto en la sede central de “la Caja”. No llegué a adaptarme al trabajo comercial ahora instaurado, es decir, ¡vender de todo menos dinero! Y eso que lo intenté.

Roto el hielo de cambios, recapacité sobre los últimos encierros. Había corrido en la cuesta de Santo Domingo. Los toros, aun pletóricos de fuerzas y con la compensación que el desnivel da a sus cortas extremidades delanteras, corrían como diablos en aquel empinado tramo. Me reubiqué al principio de Estafeta. Tras la curva anterior, arrancan con menor brío que al salir de los corrales. Aun así, es vital aprender a medir con el periódico la distancia, para no perder de vista el resto de obstáculos, más impredecibles que el mismísimo morlaco. Como en el mundo laboral, aprendes a apartarte de quienes vienen empujando para evitar que ambos  caigamos. En ambos sitios, el tiempo sentenciará quien hizo la mejor carrera.

Y vas notando cuanta sabiduría te otorga la experiencia. Por eso estoy desconcertado.  En el trabajo me han dicho que debo marcharme, que me compensarán, que ya no existe mi Caja de Ahorros.

¡Menuda cornada¡

¡Si hubieran estado puestas las vallas!

Relatos ganadores:

http://www.blogsanfermin.com/certamen-microrrelatos-san-fermin-2013/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s